miércoles, 16 de diciembre de 2015

La Botica del León de Don Eduardo Bremer y Compañía


Primera Casa de Gobierno. c. 1884  DeGolyer Library SMU
En la esquina nor-poniente de las actuales calles de Morelos y Escobedo está el edificio de una de las farmacias de mayor reputación en Monterrey: la Farmacia Benavides. En ese mismo lugar, como se vio en otra entrada de este blog, se encontraba, durante el siglo XVIII, la Capilla de San Francisco Javier de los padres jesuitas y su cementerio. Una vez que los padres jesuitas se retiraron de Monterrey, el predio quedó abandonado por muchos años y el destino del inmueble dio un vuelco.

En 1813 el brigadier Joaquín Arredondo, comandante de las Provincias Internas de Oriente, ocupó los inmuebles que habían pertenecido a la Compañía de Jesús e instaló en ellos su Cuartel General[1]. Cinco años más tarde, en 1817, el antiguo templo de San Francisco Javier, es modificado y acondicionado para fungir como casa de Gobierno. Así debió mantenerse por los siguientes 30 años. 

Entre 1850 y 1852 se destruyeron las fincas antiguas y se construyó el edificio de los Supremos Poderes del Estado. Éste, en el momento de su posterior venta, consistía en “un edificio de dos pisos divididos (…) conteniendo en todo treinta y ocho piezas inclusos dos  zaguanes y dos excusados (…) cada departamento con su escalera continuando la del grande hasta subir á la azotea…” [2]

El 14 de Octubre de 1897, el Congreso del Estado aprueba la venta del inmueble que había ocupado el Palacio. Y se concreta a favor de los Srs. Eduardo Bremer y Cía., al finalizar el año 1900. La ubicación actual de este edificio, de existir, sería la esquina noroeste de las calles Morelos y Escobedo.

En los albores del siglo XX, el 3 de Enero de 1901 se celebra el contrato de venta del edificio por la cantidad de 70,000 pesos “moneda de plata de cuño mexicano” a favor de Eduardo Bremer, su hijo Roberto Bremer y su yerno Juan Reichmann, dueños de la “casa de comercio de drogas medicinales que gira en esta plaza” bajo el nombre de “Botica del León”.

Primera Casa de Gobierno Izq.
En la imagen de la derecha se ve ya el Letrero de La Botica del León


Don Eduardo Bremer c. 1881 
El Doctor Eduardo Bremer, inmigrante de origen alemán, tras liquidar sus negocios farmacéuticos en Matamoros y Brownsville,  estableció en Monterrey en 1876[3] su Botica Del León en una vieja casona ubicada en la esquina noroeste de la calle del Teatro (hoy Escobedo) y Dr. Mier (Padre Mier). En aquella antigua casa que perteneció a la familia Pruneda de León – es  curioso que la droguería lleve también el nombre de León – el Dr. Bremer debió atender a sus pacientes  durante los años finales del Siglo XIX. Sin embargo, después de algún tiempo, parece haberse trasladado a la acera sur de la misma cuadra. A principios del Siglo XX, como ya se indicó, la empresa Bremer compra el antiguo palacio de gobierno.

A la muerte de Don Edurardo Bremer, que lo alcanzó en Hamburgo, Alemania, hacia mayo o junio de 1904[4], su hijo Roberto Augusto pasó a ser el principal socio de la empresa Bremer.

Roberto Augusto Bremer Poser, nacido en Matamoros el 6 de agosto de 1875, cursó estudios en el Colegio Alemán de San Antonio, Texas. Durante su adolescencia (1890) fue cadete de la Academia Militar de Michigan en donde fue cabo en la banda de guerra. Posteriormente estudió en Detroit y en Lehre, Alemania[5]. Contrajo matrimonio, según asienta el acta respectiva “en la Quinta denominada El Tívoli Reinero, en la calle de Ocampo” con la señorita Julia Barrera Treviño de 21 años de edad el 22 de Abril de 1900[6]. La familia Bremer-Barrera tuvo su domicilio a principios del Siglo XX en el piso superior de la antigua casa de gobierno convertida, su planta inferior, en la Empresa Bremer y Cía.


Miembros de la Familia Bremer en el interior de la Droguería c 1892. Foto Cortesía de Billy Bremer.

Otra vista del interior de la Botica del León o Droguería Bremer. Foto cortesía de Billy Bremer

No hay duda que la compañía estaba en franco desarrollo económico. A finales de 1906, el periódico The Monterrey News describe el edificio en construcción de la Botica de León ubicado en la calle de Padre Mier. Sería de 4 pisos que, según la opinión de los regiomontanos de aquel tiempo, al estar terminado, iba a encabezar la lista de los edificios más modernos de la ciudad. Contaría con todos los adelantos y comodidades de la época e incluso gozaría de una planta eléctrica propia[7]. Concluida la construcción del inmueble, a principios de 1907, alojó allí en el piso superior el laboratorio de la droguería. En los pisos inferiores funcionaría el almacén de “El Puerto de Liverpool”.


Pero el hermoso edificio, proyecto del arquitecto británico Alfred Giles, tuvo una corta vida. El 21 de agosto de 1909 se incendió la manzana en que se encontraban dos inmuebles de la Compañía Bremer (manzana comprendida entre las calles de Escobedo, Morelos, Parás y Padre Mier). Ambos edificios quedaron en ruinas. 

El incendio, que duró toda la noche del sábado 21 al domingo 22 de agosto, dañó también un poste de la compañía de telégrafos dejando incomunicado a Monterrey por vía telegráfica. Esa fue la causa por la cual no hubo noticias nacionales o internacionales acerca de la tragedia, sino hasta el día 23 ó 24. Una vez restablecida la comunicación, se informó del desastre en la primera plana de los principales periódicos de México y Texas durante toda la semana siguiente. En las siguientes entradas del Blog narraré los sucesos de aquella semana siniestra.

Las pérdidas por el incendio fueron millonarias. El Diario de México informó que éstas ascendieron a 2 millones 79 mil pesos. Según el mismo Diario, la empresa Bremer sola, tuvo una pérdida estimada de 1 millón 400 mil pesos,incluyendo los edificios de las calles de Mier, Morelos y Escobedo que quedaron destruidos[8] Una enorme suma de dinero,  considerando que solamente el inmueble del antiguo palacio de gobierno había costado, pocos años antes, 70 mil pesos. 


Botica del León o Droguería Bremer después del incendio del 21 de agosto de 1909 Fototeca del ITESM


Incendio de 1909. Calle de Padre Mier hacia el este esquina con Parás.
El edificio de 4 pisos es el de La Compañia Bremer,
Allí operaba también en las primeros pisos el Almacén El Puerto de Liverpool.  Fototeca del ITESM.


La compañía Bremer no perdió tiempo. El 9 de septiembre de 1909  aparece una nota en el periódico “La Patria” anunciando que “La Botica de El Leónserá reedificada”. Continúa el artículo con una declaración del arquitecto Alfredo Giles:

 “El Nuevo edificio se erigirá en el local que ocupó anteriormente, cubriendo la misma superficie, será de tres pisos y de estilo moderno. Se están levantando los planos, y al terminar esto, empezarán los trabajos. Los materiales que se emplearán, resistirán los efectos del fuego, y será de calidad superior” “Los pisos serán de concreto reforzado, y ostentará el frente del edificio estilo artístico: en el piso inferior habrá deslumbrantes aparadores, con lo cual el edificio presentará hermoso aspecto, en la sección comercial de Monterrey”.

Por último se señala que “El señor Bremer, también construirá en los suburbios, una gran bodega en donde se almacenarán las mercancías de su negociación”[9]

The Houston Post (Houston, Tex),
Vol 25TH YEAR, Ed 1 Monday, January 17, 1910
En enero y febrero de 1910, Alfred Giles, desde sus oficina en Monterrey y San Antonio, Texas, se encontraba solicitando contratistas para trabajar en concreto reforzado para el nuevo proyecto del edificio[10]. La empresa Bremer cumplió la promesa anunciada por Giles. El inmueble fue construido por el contratista “George G. Muderhell en concreto armado y ladrillo a la vista; la flamante estructura con la esquina ochavada permitía que su emplazamiento tuviera una atractiva perspectiva que le imprimía una gran monumentalidad”.[11] Así La Droguería del León estrenó un hermoso edificio de tres pisos en la esquina Morelos y Escobedo. Sobrio e imponente, de grandes vitrinas para mostrar la variedad de productos que la empresa ofrecía.  


Droguería Del León c. 1910

La Droguería del León fue en su tiempo la más grande empresa farmacéutica del norte de México. Comercializaba medicamentos por todo el norte al por mayor y menor. “La empresa importa – escribe en 1903 T. Ayers Robertson, representante del Cónsul General de los Estados Unidos en México – todo  tipo de drogas, artículos de tocador, pinturas, implementos para fotografía, instrumentos quirúrgicos, etc., en grandes cantidades. Además, es el agente distribuidor de muchos de los mayores fabricantes de medicinas de patente de los Estados Unidos. Estas medicinas de patente se elaboran en las fábricas y laboratorios de esta empresa por expertos especialmente enviados por las compañías titulares. Y desde Monterrey se distribuyen para toda la república[12]. En ese mismo año de 1903 la botica daba trabajo a unos 20 empleados[13].

Propaganda de la Droguería Bremer en
El Directorio de Monterrey 1901-2
Ya desde que se encontraba en Tamaulipas, la empresa ofrecía un muy variado surtido de productos. Incluso contaba desde sus inicios con una máquina para elaborar sodas. Un día de junio del año de 1886, el fabricante de una de esas máquinas, al estar manipulando la que se encontraba en la Botica de León, recibió graves quemaduras por el ácido utilizado en la elaboración del artículo. Incluso “el Sr. Bremer se quemó el cuello[14].  Gajes del oficio, sin duda, que retratan al don Eduardo Bremer trabajando arduamente para forjar su patrimonio.

Entre las medicinas de patente que se ofrecían, se encontraban, por mencionar algunas que parecen graciosas para nuestro tiempo, “La Salvadora” o el “Compuesto Michela… para los males peculiares de la Mujer”, “El tónico para los nervios del Doctor Koening”, Y si se tienen los “ojos hundidos. Con ojeras, indicando sufrimiento, decaimiento de nervios y tristeza. Este enemigo del buen semblante es pronto arrojado con el uso de las píldoras SEX-INE”.  Se comercializaban también medicamentos que ofrecían curar el Asma (Schiffmann´s Asthma Cure) y la Diabetes, entre muchos otros.

El Mundo Ilustrado, Abril 1908
La empresa Bremer no sólo era el agente distribuidor de medicinas de patente americanas, distribuía además variados productos de belleza europeos de moda en aquella época. Uno de estos era la Crema parisina del “Siècle Mondain” usada por los artistas franceses  (según apuntaba en su propaganda).

          Sin embargo, la expansión en el mercado extranjero para la empresa Bremer debió también ser un elemento de desventaja en tiempo de guerra. Al estallar la Primera Guerra Mundial en 1914, los británicos establecieron normas de bloqueo comercial con quienes consideraban enemigos o colaboradores con los enemigos de guerra. También los norteamericanos, a pesar de su deseo de permanecer neutrales en la guerra, redactaron un decreto con título “Trading with the Enemy Act” que incluía una lista de comercios de todas partes del mundo considerados “enemigos” o “colaboradores” de los enemigos de Guerra. La compañía Bremer, fue incluida en esa “lista negra” el 7 de febrero de 1919[15]. No podía ser de otra manera, sus principales socios y propietarios eran o habían sido cónsules de Alemania o Austria-Hungría. En 1894-5 el mismo Don Eduardo Bremer desempeñaba el cargo de Cónsul de Alemania en Monterrey[16].  El Señor Juan Reichmann, fue nombrado Cónsul Austro-Húngaro el 11 de julio de 1908[17].  

Por su parte Don Roberto Bremer, sucedió en el cargo al Sr. Reichmann a partir del 13 de mayo de 1914[18]. Más tarde, el 26 de diciembre de 1921, se le nombró Vice Cónsul Honorario de Suecia en Monterrey y, un año después (8 Octubre de 1922), Cónsul Honorario de Austria en Monterrey[19]. Ambos nombramientos cesaron, al igual que el desempeño del cargo, el 10 de noviembre de 1934[20]

Una de las razones para incluir a la empresa Bremer en la lista de colaboradores con el enemigo por parte de los estadounidenses, además de la filiación obvia por origen de las familias que constituían ese negocio, fue la acusación que se le hizo a los comerciantes germanos de Monterrey entre los que se hallaba los Señores Bremer, de apoyar económicamente a la propaganda anti-americana que se publicaba en periódico regiomontano El Demócrata en 1918[21].

El Sr. Roberto Bremer dejó huella en la sociedad regiomontana. Apoyó “la construcción de la antigua Plaza de Toros que existía por la calle de Villagrán, allá por el año de 1908[22].  Fue presidente del Círculo Mercantil Mutualista en 1920 y 1921, de la Cámara Nacional de Comercio y del Club Rotario en 1922. En ese mismo año y más tarde en 1934 y 1935 fue Presidente de la Comisión de Educación Física y organizador de las temporadas de Basket ball. Murió el 7 de octubre de 1938 a los 63 años de edad.

Al año siguiente estalló la II Guerra Mundial que fue,  según escriben los autores del libro Monterrey a Principios del Siglo XX, La Arquitectura de Alfred Giles[23],  “un factor en el cierre de la Casa Bremer - pues gran parte de sus mercancías eran surtidas a través de agentes comerciales distribuidos por toda Europa. En tal clima de desestabilidad social, la compañía los perdió todos y con ello las correspondientes ventas Disuelta la sociedad de R. A. Bremer y Cía., el edificio aún sobrevivió más o menos entero hasta finales de la década de 1950, cuando ya con otros propietarios fue objeto de una primera subdivisión que importó la alteración total de su parte norte, para después sufrir una degradación paulatina que se resume en la demolición de la mitad poniente y el recubrimiento de la fachada original en la parte sobreviviente, es decir,  la que hoy se puede apreciar ocupada por la Farmacia (ya se advierte que se ha mantenido el mismo uso) en la esquina noroeste de las citadas calles de Morelos y Escobedo… En la actualidad, los herederos directos de aquel importante consorcio son los negocios denominados Deportes Bremer y Helados Bremer”.


En esta imagen de la década de 1970 compartida en Skyscraper City por F. Téllez se aprecia el edificio de la Botica del León modificado. La tienda Pozos aún conservaba los detalles de la fachada original de Alfred Giles.

El edificio de las Farmacias Benavides que se levanta en el lugar, podrá conservar en su interior algún elemento del antiguo edificio diseñado por Giles; podrá también ostentar una placa, recordatorio de su pasado, pero dista mucho, sin duda,  de tener la gallardía de la original Botica del León. Y aún así, creo yo, es el punto de referencia a un sitio histórico que vale la pena atender.


Imagen actual del Edificio. Completamente Modificado. Fotografía compartida en Skyscraper por G. Salinas.

 





[1] CONSEJO  DE LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA DE NUEVO LEÓN  Reseña Histórica de la Instrucción Pública de Nuevo León desde sus orígenes hasta 1891 presentada por el consejo del Ramo, al superior gobierno del Estado Tipografía del Gobierno en Palacio Monterrey 1894 p 58.
[2] REYES, Bernardo Memorias que el Ciudadano General Bernardo Reyes, Gobernador Constitucional del Estado de Nuevo León, presenta a la XXXII Legislatura del mismo y que corresponde al período transcurrido del 4 de octubre de 1899 al 3 de octubre de 1903. Monterrey 1903 Anexo Número 680 pp. 298ss.
[3] Cfr. Comisión de Obsequio de la Segunda Conferencia Internacional  panamericana. Monterrey, Obsequio a los Señores Delegados a la segunda Conferencia Internacional Pan Amercana, Monterrey 1902 Tip. Lozano, Monterrey
[4] En el libro AAVV.  (Juan Manuel CASAS GARCIA, Victor Alejandro CAVAZOS PEREZ) Panteones de El Carmen y Dolores… p., 189 quizá citando a AAVV. Monterrey a Principios del Siglo XX… se indica 1914 como año de fallecimiento de Eduardo Bremer.  He encontrado, sin embargo, tres referencias que apuntan hacia una década antes.   The Western Druggist Chicago G.P. Engelhard & Co. de Julio de 1904 p. 338 informa: “Mexico.- Edwardo Bremer, for many years the owner of the largest wholesale and retail drug store in northern Mexico, died recently in Hamburgo, Germany.”  Alex M. SARAGOZA en su libro The Monterrey Elite and Mexican State  indica como año de muerte del Sr. Bremer a 1904 citando el periódico La Voz del Nuevo León de Junio de 1904, que yo no pude consultar. Y por último, una nota del Bronsville Daily Herald (Bronsville, Tex., Vol 17, No. 356, Ed 1, Tuesday, August 24, 1909 informando sobre el incendio de la empresa Bremer declara: “… Eduardo Bremer… The founder  died some years ago, since which time the business has been carried on by his sons Guillermo and Boberto (sic) Bremer, and J. Reichman.
[5] Agstner, Rudolf. Handbuch Des Österreichischen Auswärtigen Dienstes: Bd. 1. Wien: LIT, 2015 p.
[6] México, Nuevo León, Registro Civil, 1859-1962  Monterrey Matrimonios 1900 LDS 671182 im 545 https://familysearch.org/ark:/61903/3:1:33SQ-G559-GMD?i=544&wc=M6SB-K68%3A203525801%2C204153601&cc=1916238
[7] Cfr. AAVV.  Monterrey a Principios del Siglo XX, La Arquitectura de Alfred Giles.  Monterrey NL. Museo de Historia Mexicana, 2003, p. 78.
[8] El Diario de México Vol. VI Num. 1,031 25 de Agosto de 1909 p. 1.
[9] La Patria 9 de Septiembre de 1909 p. 6.
[10] El Imparcial lunes 17 de Enero de 1910 p. 7; The Houston, Texas, Vol 25TH YEAR, Ed 1 Monday, January 17, 1910.
[11] IBIDEM.
[12] Cfr. HOUSE of REPRESENTATIVES, Commercial Relations of the United States with foreign Countries during the year 1903. Washington 1904., p. 147.
[13] Comisión de Obsequio, op. cit.
[14] The Galveston Daily News. (Galveston, Tex.), Vol 45. No. 56, Ed. 1 Sunday, Jun 20, 1886.
[15] Cfr. Trading With the Enemy. Enemy Trading List Revised to Decembrer 13, 1918. Superseding all previous Lists, Supplements, and Announcements. Issued by the War Trade Board of the United States of America. Washington. Government Printing Office 1919.
[16] Cfr. Gesellschaft zur Beförderung Gemeinnütziger Tätigkeit,  Lübeckische Blätter,  Lübeck (Germany). 1859, p. 66. Y el Plano de la ciudad de Monterrey de  Ramón DIAZ, de la Colección Orozco y Berra. Monterrey, 1894.
[17] Diario Oficial Cstados Unidos Mexicanos Tomo XCVII México, Juvez 16 de Julio de 1908 No. 14., p. 234.
[18]  Diario Oficial de Los Estados Unidos Mexicanos, Tomo CXXXII, México, sábado 16 de Mayo de 1914. No. 14 p. 132 http://www.hndm.unam.mx/consulta/publicacion/visualizar/558a33b97d1ed64f169a34af?palabras=Bremer-Monterrey
[19] Periódico Oficial del Gobierno Constitucional del Estado de Nuevo Leon Tomo VXXI Monterrey NL, Miercoles 1i de Dic de 1945 Num 101., p., 3 http://www.hndm.unam.mx/consulta/publicacion/visualizar/558a35327d1ed64f16b2dff4?palabras=Bremer
[20] IBIDEM. Cfr. Además Agstner, Rudolf. Handbuch Des Österreichischen Auswärtigen Dienstes: Bd. 1. Wien: LIT, 2015 pp. 215-215.
[21] El Paso Herald (El Paso, Tex.), Ed. 1, Wednesday, April 10, 1918 p. 1.
[22] Basave, Agustín. Constructores De Monterrey. Monterrey: Editorial-Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, 1945 p. 123.
[23] George, Mary C. H, and Lucinda Gutiérrez. Monterrey a Principios Del Siglo XX: La Arquitectura De Alfred Giles. Monterrey, N.L: Museo de Historia Mexicana, 2003.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente reseña de la familia Bremer y de su farmacia.

Durante algún tiempo breve, hace muchos años, trabajé en una oficina localizada sobre la extinta tienda FAMBE (antes almacenes POZOS), jamás hubiera imaginado en aquel entonces que estaba trabajando en un lugar cargado con tanta historia.

Muchas gracias por compilar datos tan valiosos Jorge.
Un saludo.

Juan Crouset.

Jorge Elías dijo...

Gracias Juan Crouset por el comentario. Es un lugar con mucha historia, sin duda. Y sin embargo el aspecto actual es más bien insulso. Un saludo.

Anónimo dijo...

Balla que si tiene historia esta esquina que a la vista no nos pudiera decir nada, soy maquetista y estoy actualmente haciendo esta bello edificio, ya pronto lo conoceran.

Jorge Elías dijo...

Que bien. Me encantaría conocer esa maqueta. ¿Es del edificio de la Botica de León o del Palacio de Gobierno? Imagino que es la botica. Cualquiera que sea será muy valiosa sin duda. Espero conocerla. Muchas gracias

Anónimo dijo...

Es la notica de Leon construida por Giles, con ladrillo expuesto y frente achabado con los grandes aparadores de ocho secciones por la calle Escobedo y siete secciones por Morelos.

Jorge Elías dijo...

Anónimo: Gracias por su comentario e interés en el Tema.

Entradas populares